Los usos de un megáfono

Se puede pensar que la comunicación se ha vuelto tan instantánea en nuestro tiempo que ciertos equipos «pasados ​​de moda», como un megáfono, ya estarían obsoletos. Por supuesto, tenemos mensajes de texto y nuestros teléfonos celulares están a solo un codo de distancia, sin mencionar que ahora pasamos gran parte de nuestro tiempo de calidad en línea. Sin embargo, en una situación crítica de emergencia por incendio de alto octanaje, nada se compara con un bombero que grita instrucciones después de la alarma de incendio que siguió. El ruido es ensordecedor, pero funciona para salvar vidas. No hay duda al respecto: en un mundo en medio de la comunicación instantánea, este dispositivo ha resistido la prueba del tiempo y sigue siendo bueno para la mejora continua de la calidad. Y hay varias razones por las que esto sucede.

Primero, porque es un dispositivo que se puede usar literalmente en cualquier lugar y en cualquier lugar. Se puede utilizar tanto en interiores como en exteriores con la misma eficacia para un buen número de modelos recién fabricados. Puede ser utilizado por un maestro de segundo grado para alinear su clase en el gimnasio de la escuela o en el campo de fútbol de la misma manera. Como se ilustra en este ejemplo, no solo se vuelve útil en situaciones de emergencia, sino también en muchos otros casos. Si fuera un tour operador para grupos grandes, no soñaría con hacer mis viajes sin él. Puedo usarlo para dirigir y llamar fácilmente a cualquier persona perdida o desaparecida, especialmente a los niños en el área designada en cualquier momento. También es muy útil en actividades recreativas al aire libre, como la mayoría de los deportes al aire libre, carreras de botes de remos, dinámicas de grupo y similares.

En segundo lugar, porque un megáfono tiene múltiples funciones, más que amplificar la voz. Si en el caso de una alarma de incendio no suena en caso de incendio, la sirena es lo suficientemente fuerte como para llenar los pasillos de cualquier área, alertando a los residentes de su ruido. Lo suficientemente cerca, esto puede activar el sistema Dorgard de una puerta contra incendios instalada en él, evitando la propagación de las llamas. Tiene una función de silbato que también emite un pitido con el mismo propósito, lo que hace que la gente responda rápidamente. Estas funciones adicionales proporcionan a la persona a cargo o al departamento de bomberos una herramienta de seguridad ordenada como una «alarma manual y un sistema de megafonía». Obviamente, simplemente enviar un mensaje de texto a una persona atrapada en un edificio en llamas para «saltar» a la red de seguridad de un bombero no es suficiente.

Por supuesto, todos tenemos (y amamos) nuestros dispositivos de comunicación portátiles para el intercambio instantáneo de información diaria. Sin embargo, nuestro bombero local nos advierte especialmente que las cosas viejas y buenas funcionan en situaciones de emergencia, y este es quizás el ejemplo perfecto. Cuando suena la alarma de incendio y todos se vuelven locos, nadie puede estar más agradecido de tener un megáfono listo para entrar en acción en cualquier momento. Es un dispositivo de emergencia versátil e indispensable y «el viejo confiable» que tiene un costo relativamente bajo, pero que puede salvar lo que no tiene precio para nosotros.

Deja un comentario